WINSTON CHURCHILL: MATAMOS EL CERDO EQUVOCADO

George Patton

Churchill y la revolución bolchevique

En referencia a la revolución soviética, Winston Churchill escribió lo siguiente:

“Es posible que esta raza sorprendente esté en el proceso de creación de un nuevo sistema filosófico y político, tan malévolo como benévola fue la Cristiandad, el cual, si no es contrarrestado, destruirá irremediablemente todo lo que el Cristianismo ha hecho posible… Esos movimientos revolucionarios entre los judíos no constituyen una novedad… Ellos han sido los inspiradores de todos los movimientos subversivos acaecidos en el siglo XIX, y ahora, esta banda de extraordinarias personalidades de los bajos fondos de las grandes urbes de Europa y América ha agarrado al pueblo ruso por el pelo y se ha convertido en dueña indiscutible de ese enorme imperio.
Importantísimo papel jugado por el bolcheviquismo y en al actual desarrollo de la Revolución rusa por esos internacionalistas y en su mayoría judíos… El predominio de los judíos en las instituciones soviéticas es sorprendente…el sistema terrorista aplicado por la comisión extraordinaria (CHEKA) para combatir a los contrarrevolucionarios ha sido ideado y llevado a cabo por los hebreos y, en ciertos casos notables, por hebreas. El mismo fenómeno puede observarse durante el período de terrorismo rojo instaurado por Bela Kun en Hungría. Igualmente ha ocurrido en Alemania, (especialmente en Baviera); si bien en todos los países muchos no judíos participaron de esa grandiosa locura, el papel jugado por los revolucionarios judíos es asombroso”
(Zionism y Bolcheveism. Artículo aparecido en el Ilustrated Sunday Herald, el 8 de febrero de 1920)


Churchill y Hitler

"Los que se han encontrado con Herr Hitler cara a cara en asuntos públicos o en términos sociales han podido apreciar que se trata de un político altamente competente, ponderado, bien informado, de modales agradables y una desarmante sonrisa". (Wiston Churchill: Grau Contemporaries. Londres 1935)

"Si nuestro país fuera derrotado, desearía que encontráramos un campeón tan indomable como el Sr. Hitler para restaurar nuestro coraje y conducirnos otra vez al lugar que nos corresponde entre las naciones. (Wiston Churchill: Step by Step, Londres 1937)


Churchill y Mussolini

"El genio romano, encarnado en Mussolini, el más grande de lso legisladores modernos, ha enseñado a muchas naciones cómo puede resisteirse al Comunismo y ha in dicado la ruta que un país puede seguir cuando es valerosamente conducido.
Con el régimen fascista, Mussolini ha establecido un centro de orientación a partir del cual los países enzarzados en la lucha contra el Comunismo deben encontrar la salvación. Mussolini ha señalado a los pueblos que sufren bajo influencia marxista el camino para escapar a la catástrofe que les amenaza”
(Wiston Churchill, Step by Step, Londres 1937)


Churchill y el bolsillo propio

Luego de esas sentidas palabras de elogio de Sir Wiston hacia los dos “dictadores totalitarios”, la actidud de Churchil dio un giro repentino de 180 grados.

Se convirtió repentinamente en el más acérrimo enemigo de ambos y en el más encarnizado belicista contra Alemania, ignorando o rechazando todas las propuestas de paz alemanas, e inclusive boicoteando los esfuerzos de paz de Chamberlain, que estuvo a punto de alcanzarlas, con generosas ofertas de parte de Berlín.

El coronel J. Creagh Scott, del “Inteligent Service”, que tomó personalmente parte en las negociaciones de paz con plenipotenciarios alemanes, denunciando en el boletín de la “Nacional Industrial Development of Eire”, y posteriormente en una Conferencia pronunciada en el Ayuntamiento de Chelsea, dijo que "la paz pretendida por Alemania estuvo a punto de lograrse, pero los ingleses (Churchill) exigían que Alemania renunciara a su autarquía económica y adoptara el "patrón oro” en lugar del “patrón trabajo”, volviendo al sistema librecambista. Además Alemania debía autorizar la reapertura de las logias masónicas, clausuradas por Hitler.

Winston ChuchiLl aportó incondicional apoyo a los soviéticos, y como aliado político y militar, envió armas, recursos y hasta tropas, para sostener el régimen comunista soviético

¿Cuál fue la causa de ese cambio de frente? … parece que Sir Wiston tenia el bolsillo propio como su viscera más sensible.

En 1938, tras una serie de operaciones desgraciadas en al Bolsa de Londres, llevadas a cabo por sus agentes Vickers & Da Costa, Churchil quedó en la ruina. Entonces, el financiero Sir Henry Stracosch ofreció a Churchill pagar sus deudas a fondo perdido. Tales deudas ascendían a la entonces colosal suma de 18.162 Libras esterlinas.

Churchill aceptó en el acto y así no debió subastarse el castillo de Chartwell, ni retirase de la política.ç, como era su deseo en vista de la bancarrota.

A partir de entonces, las “ideas” políticas churchillianas dieron un giro copernicano.

Las mentiras de Churchill

La primera víctima de la guerra fue la verdad, cuya tergiversación era utilizada como arma de guerra psicológica. “No sé cuánto tiempo más podremos mantener que los alemanes están matando judíos en cámaras de gas. Es una mentira grotesca, como la de que los alemanes en la I Guerra Mundial fabricaban mantequilla con los cadáveres de sus enemigos”… “Se trata de una mentira que puede poner en peligro nuestra propaganda”. Esta fue la respuesta del jefe de la propaganda británica a Winston Churchill, desaconsejándole firmar dicha acusación contra Alemania, propuesta por el P.W.E. (Political Warfare Executive), departamento inglés responsable de la “guerra psicológica”. La idea fue recogida inicialmente según los rumores propagados por polacos y judíos en agosto de 1942. “El ‘Foreign Office’ enseguida se dio cuenta de que se trataba de una mentira, pues los polacos y los judíos siempre estaban mintiendo para predisponer a Inglaterra contra Alemania” . No obstante el P.W.E. decidió utilizar y ampliar estas historias como base en la guerra propagandística contra los alemanes. Es dentro de este contexto de “guerra psicológica” y de “propaganda de atrocidades” en el que hay que enmarcar la historia de Anne Frank.

Pero no únicamente. Como bien indica Felderer en su momento no sólo ha servido para denigrar a Hitler y la Alemania nacionalsocialista, también se ha demostrado útil a la causa de los israelíes en Medio Oriente, otorgándoles la sensación de que sus pretensiones sobre Palestina eran legítimas. Anne era el símbolo de los niños judíos perseguidos. Harwood añade que con ésta y otras historias similares, se ha pretendido acobardar todo nacionalismo, a partir de ese momento siempre sospechoso de criminal, en favor de un internacionalismo útil a las pretensiones de las Altas Finanzas de un gobierno mundial.

La confesone de Churchill

La mayoría han pretendido haber sido detenciones de la paz. ¿Cuáles fueron sus actos? El Aberhr (servicio de espionaje alemán) informó secretamente al enemigo; los dos diplomáticos suplicaron a Inlglaterra “mostrarse firmes”mcon el •tirano” para que ellos pudieran derribarle.

Hoy está claro que Vhurchill no hacía la guerra a los “Hunos”, ni al nacional socialismo, aunque pretendieran lo contrario.

El mismo Churchill ha escrito en sus Memorias, que “la política inglesa es en función de la nación que domina Europa… Esta nación debe ser aniquilada” …”Poco importa –precisa Churchil- que se trate de España, de la monarquía o del imperio francés, de impario o del Teich alemán. Se trata –dice- del país mas poderoso o que comience a serlo"

Churchill se confunció, aliándose con Stalin. Tuvo que reconocerlo después de la guerra cuando dijo:

“Hemos matado el cerdo equivocacdo” (Frase que cualquier ingles podía coprender)